Diablo® III

Características

  • Maestría Elemental

    Los arcanistas asumen el control de los elementos naturales de Santuario y cuentan con llamas crepitantes, relámpagos, descargas de hielo y tornados a su disposición. Tal versatilidad les permite aprovechar las debilidades del enemigo y evitar sus defensas.
  • Ataques con Efecto de Área

    El campo de batalla se encuentra cubierto con la energía que invoca el arcanista, conos y explosiones que afectan a grandes grupos de criaturas al mismo tiempo, rayos que los castigan por avanzar en fila india y rocas que aplastan a aquellos que deciden quedarse en un solo lugar.
  • Hechizos de Protección

    Aunque físicamente no son tan ágiles o fuertes como otros héroes, los arcanistas se cubren con magias defensivas. Pueden convertir su piel en diamante, crear imágenes para confundir a sus enemigos, así como herir o reducir la velocidad de movimiento de aquellos que sean lo suficientemente tontos como para atacarles directamente.
  • Energía Ilimitada

    Los arcanistas rara vez carecen de energía mágica. Casi siempre pueden lanzar sus hechizos más débiles gracias a la rápida regeneración del poder arcano y son capaces de invocar ciertos poderes con mayor facilidad conforme su experiencia aumenta.

Recurso: Poder arcano

A diferencia de los usuarios de magia más reflexivos y cuidadosos, los arcanistas son pararrayos de poder arcano. En su interior reside una gran cantidad de energía y la canalizan como si fuera una extensión de sus cuerpos.

Los arcanistas siempre crepitan con poder arcano, ya que éste se regenera rápidamente. Por lo tanto, pueden usar sus habilidades básicas casi de manera indefinida. Sólo se encuentran en peligro de agotar sus reservas cuando realizan gran cantidad de invocaciones al mismo tiempo.

No obstante, el poder arcano puede destrozar los cuerpos de los arcanistas si lo utilizan de manera descuidada. Por esta razón, los arcanistas deben esperar cierto tiempo antes de poder lanzar nuevamente ciertos hechizos de gran poder. Sin embargo, éstos son tan poderosos —meteoros conjurados que descienden del cielo, torrentes de fuerza que derriban al enemigo, o burbujas de energía que detienen el flujo temporal— que la espera vale la pena.

Los arcanistas son taumaturgos renegados que utilizan sus cuerpos como receptáculos para la energía arcana, renunciando a la senda cuidadosa que prefieren los demás usuarios de magia. Son capaces de manipular todo tipo de fuerzas para desintegrar, quemar y congelar a sus adversarios. También controlan el tiempo y la luz para crear potentes ilusiones, teletransportarse y repeler los ataques del enemigo.

Los arcanistas blanden bastones y varitas para concentrar sus magias menos potentes, las cuales utilizan para atacar a sus enemigos mientras reúnen la energía necesaria para destruirlos con una tromba resplandeciente.

Salvo algunas excepciones, los ataques del arcanista son a distancia, lo que le permite mantenerse fuera de peligro. Como artillería viviente, los arcanistas están habituados a depender del poder destructivo de largo alcance.

Trasfondo

“Si mis maestros pudieran verme ahora…”

Los usuarios de magia provienen de academias de todo Santuario, desde Xiansai hasta Caldeum, y se les llama “hechiceros” y “magos”. Sin embargo, aquellos que utilizan el epíteto despectivo “arcanista” para referirse a sí mismos, tienen tanta similitud con los demás taumaturgos como un león y un gato. Los arcanistas y hechiceros esgrimen los misterios ocultos de lo arcano, punto en que termina el parecido.

Se conoce a los arcanistas por diversas cualidades, no sólo por su rebeldía y talento, sino también debido a su desdén por las lecciones interminables y el parloteo sobre seguridad y precaución que resuena en todas las escuelas académicas de magia. La actitud elitista de los arcanistas parece surgir de su talento natural, es decir, la habilidad de someter la energía mágica del ambiente y dirigirla para sus propósitos a través de su voluntad e instinto. Cualquier accidente que pueda ocurrir debido a su falta de refinamiento es desafortunado… mas no algo que impida a los arcanistas usar su inestable poder.

Si tan sólo pudiesen dominar su don de dos filos y evitar destruirse a sí mismos, estos advenedizos prodigios arcanos podrían, al fin, alcanzar el destino que ven en el horizonte.

Lee la historia corta

Armamento

Aunque todos los objetos materiales sirven como conductos para el inmenso poder del arcanista, algunos tienen usos especiales. Los arcanistas portan orbes, que en realidad no son armas, sino complementos que les proporcionan visiones y conocimiento para potenciar sus hechizos; o fungen como reservas de poder. Los arcanistas también emplean varitas tradicionales, palos delgados (por lo general encantados) que usan para dirigir las monumentales fuerzas arcanas en contra de sus objetivos.

Progresión de armadura

La armadura inicial del arcanista es ligera y acolchada. No tiene cabida en las academias de Caldeum ni protegiendo a los arcanistas jóvenes del embate flechas y garras.
Es posible recitificar tal situación después de que el arcanista amasa riquezas, incorporando corazas rígidas, túnicas de viaje, grebas y togas.
Los arcanistas en verdad exitosos portan con orgullo las recompensas que han obtenido en sus viajes. Capas holgadas con ornamentos a la usanza de Xiansai y coronas, colocadas cuidadosamente entre metal en relieve que cualquier soldado envidiaría.

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.