Diablo® III

La Historia hasta Ahora

Los demonios de los Infiernos Ardientes han deseado invadir el reino de los hombres desde siempre. Para llevar a cabo tal empresa, un poderoso grupo de señores demoníacos conocidos como los Males Menores exiliaron de los Infiernos a sus hermanos, los Males Supremos, y los enviaron al mundo de Santuario.

La guerra llegó junto con ellos. Los Males Supremos, Diablo, Mefisto y Baal, comenzaron a corromper a los humanos, convirtiéndolos en sirvientes oscuros y envenenando sus mentes con falsas promesas de poder y riquezas. Tenían planeado utilizar dichas almas en la batalla que libraban contra los ángeles de los Cielos Superiores.

Muchos héroes valerosos se agruparon y lograron derrotar a los Males Supremos, aunque la influencia de los demonios dejó marcadas y devastadas varias partes del mundo. Miles de personas murieron, poblados enteros fueron reducidos a cenizas y una nación completa cayó en la ruina cuando la Piedra Ecuménica fue destruida. Esta reliquia ancestral otrora mantuvo a Santuario a salvo de los ejércitos de ángeles y demonios. En la actualidad, como fue hecha añicos, sus poderes de protección ya no son más.

Pocos sobrevivieron para narrar sus historias y mucha gente de Santuario ni siquiera tiene idea de que existió la Piedra Ecuménica. Ignoran aún el creciente peligro que significa su ausencia y se contentan con arar sus campos y vender sus mercancías en relativa paz. Sin embargo, aquellos que presenciaron la devastación causada por los Males Supremos recuerdan que dos de los Males Menores aún viven en los Infiernos Ardientes… Azmodan, Señor del Pecado y Belial, Señor de las Mentiras. Estos poderosos demonios no han olvidado al mundo de Santuario, pues ha llegado su oportunidad de tomarlo.

Una estrella ha caído del cielo, un terrible augurio que presagia el Juicio Final. Los temerosos habitantes de Santuario buscan respuestas en leyendas y profecías olvidadas. No tienen esperanza alguna contra un ataque a gran escala por parte de los ejércitos del Infierno. Los héroes del pasado han desaparecido o ya no se encuentran entre los vivos.

Deberá surgir un nuevo campeón…

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.