Diablo® III

Generalidades

Ármate desde el inventario (PC).

Los objetos que recojas aparecerán en tu inventario, el espacio de almacenamiento para los objetos que obtengas mientras juegas Diablo III. Podrás abrir tu inventario si presionas la tecla “I” (PC) o mediante el menú de personajes (Consolas — Xbox 360: BACK; PlayStation®3: SELECT).

Observa la imagen de tu héroe en la página del inventario. Notarás que tienes distintas casillas de armamento en varias partes del cuerpo de tu personaje (cabeza, hombros, cuello, pecho, cintura, piernas, pies, manos, dedos y brazos).

Para armar a tu héroe con los objetos que tengas, haz clic con el botón izquierdo del ratón sobre el objeto que desees equipar y arrástralo hasta la casilla apropiada (en PC podrás hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el objeto o arrastrarlo hasta la casilla apropiada, mientras que en Consolas deberás seleccionarlo y presionar el botón SELECT).

PC:

Debajo de tu armamento activo hay columnas de cuadros. Cuando recojas algún objeto, éste aparecerá aquí. Los objetos de menor tamaño, como pociones y anillos, ocupan un cuadro de espacio en tu inventario, mientras que los de mayor tamaño, como lanzas y escudos, ocupan múltiples cuadros. Es buena idea administrar tu inventario con cuidado para que no te quedes sin espacio.

El inventario en consolas.

Consolas:

La columna “Equipado”, ubicada del lado derecho del panel, mostrará los objetos que tienes puestos, mientras que la columna “Inventario” te permitirá comparar el objeto equipado con aquellos que tengas en tu inventario y pertenezcan a la misma casilla. No necesitarás administrar ni acomodar tu inventario en Consolas, pero podrás utilizar la función Equipar Rápido (presiona arriba en el pad direccional) para ver los últimos 10 objetos que recogiste y seleccionar rápidamente lo que desees equipar.

Oro y Mercaderes

¡No puedes sólo dejarlo ahí!

El oro es la moneda de Santuario y lo hallarás en todas partes: cofres golpeados, cadáveres de enemigos caídos y tumbas olvidadas. No necesitas hacer clic para recogerlo, sólo camina sobre él. Sin embargo, el oro no es la única moneda que hallarás. Podrás intercambiar los fragmentos conocidos como Esquirlas Sangrientas por objetos misteriosos. Encontrarás más información sobre las esquirlas, además del modo de obtenerlas y usarlas, en la sección del Modo Aventura.

En el transcurso de tus aventuras acumularás enormes cantidades de tesoro. Podrás revisar el estado de tus riquezas desde tu inventario (PC: tecla predeterminada “I”, Xbox 360 y Xbox One: BACK; PlayStation®3 y PlayStation®4: SELECT). En Consolas tendrás la opción de marcar los objetos que recojas como “basura”, lo que te permitirá vender al mismo tiempo todos los objetos marcados; en lugar de venderlos de manera individual.

Cada mercader tiene distintos objetos en existencia.

Los mercaderes ejercen su oficio en casi todas las áreas civilizadas de Santuario (y también en otras que no lo son tanto). Éstos te pagarán oro por los objetos que ya no quieras y te venderán objetos de su inventario como armaduras, pociones, escudos, pergaminos, espadas y casi cualquier cosa que desees o necesites. La mayoría de los mercaderes pueden restaurar la durabilidad de tus objetos por una módica suma.

Los mercaderes te ayudarán a rellenar los huecos en tu armamento mientras hallas piezas más poderosas. La calidad de sus productos varía y, aunque no todos los mercaderes tendrán el objeto perfecto para tu clase y habilidades, recibirán nuevos objetos de manera constante. Te recomendamos que los visites con frecuencia.

Arcón

Almacena tus objetos excedentes en tu Arcón.

Tu arcón, un cofre grande ubicado en el pueblo, te permitirá almacenar armamento y otros objetos que te gustaría conservar, pero que no necesitas de inmediato. Es ideal para guardar cosas que consideres que utilizarás más adelante, o que no estás seguro de querer vender.

Todos los personajes de tu cuenta tendrán acceso a tu arcón. Esto significa que si estás usando tu Bárbaro y te encuentras algo que le vendría mejor a tu Santero, podrás depositar el objeto en tu arcón y recogerlo con tu Santero cuando entres al juego con dicho personaje.

Si descubres que necesitas más espacio en tu arcón, podrás expandirlo desde la ventana del mismo.

Pestañas del Arcón (PC)

En la versión para PC de Diablo III, puedes hacer clic derecho en una pestaña de tu arcón para asignarle un ícono. Los íconos te permiten organizar el contenido de tu Arcón de manera visual.

Colección (PC)

Encontrarás un Guardarropas en cada poblado.

Puedes personalizar la apariencia de tu héroe con Retratos, Alas, Mascotas, y Grímpolas coleccionables. Accede a la interfaz de Colección con el ícono del espejo en el menú principal, o desde una partida de juego con el Guardarropas de cada poblado ("F1"). Puedes desbloquear objetos decorativos adicionales obteniendo niveles Paragón, participando en Temporadas, o registrando productos elegibles de Blizzard, como las Ediciones Digitales de Lujo de Diablo III: Reaper of Souls y World of Warcraft: Warlords of Draenor.

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.