Cómo jugar

Ya has ganado algunas partidas y dominas los aspectos básicos. ¡Excelente! Pero créeme: no importa qué tan bueno seas, siempre habrá mucho más por aprender. Así que siéntate y charlemos un poco sobre los aspectos básicos (y no tan básicos) que debes tener en cuenta cuando juegas Hearthstone.

Resumen del juego

Todo lo que necesitas saber sobre la interfaz de juego de Hearthstone se puede resumir en una sola captura de pantalla. ¿No nos crees? Muy bien, descúbrelo tú mismo.

Todos los turnos robas una carta de tu mazo y la agregas a tu mano. Las cartas que tienen un borde de color verde brillante pueden jugarse. Si una carta no tiene ese borde, es porque necesitas más maná o alguna otra condición para poder jugarla. Puedes tener un máximo de hasta 10 cartas en tu mano.

¡Mírate! ¡Qué porte tan heroico tienes! En el extremo inferior derecho de tu retrato puedes ver tu salud actual, que disminuye a medida que recibes daño de esbirros o de hechizos y aumenta con los hechizos de sanación. Si tu salud llega a cero, pierdes.

Todos los héroes tienen un poder exclusivo que puede usarse una vez por turno. Los guerreros, por ejemplo, pueden sumar puntos de armadura a su salud, los chamanes pueden invocar tótems y los pícaros pueden sacar dagas de la nada. Ja, esos pícaros... lo único que llevan en susbolsillos es cuchillos y pelusas.

Cada carta que juegas cuesta una cantidad específica de maná. Al comienzo de cada turno, tu maná se regenera y tus cristales de maná se incrementan de a uno hasta llegar a un máximo de 10.

Si invocas un arma para tu héroe, aparecerá aquí. La durabilidad de tu arma disminuirá un punto cada vez que la uses, de modo que tienes una cantidad limitada de golpes. ¡No los desaproveches!

Este es uno de tus esbirros. Úsalos para atacar a tu adversario o sus esbirros. Muchos esbirros tienen habilidades especiales que les otorgan una finalidad estratégica específica.

Derrota a tu adversario para ganar la partida. ¡Aplástalo con tus esbirros y hechizos hasta que su salud llegue a cero!

Al comienzo de cada turno, robas una carta de tu mazo y la agregas a tu mano. Todos los mazos tienen 30 cartas; ni una más, ni una menos.

Este resumen detallado de los movimientos más recientes es extremadamente útil cuando llega el momento de preguntarte qué pasó con tu salud o por qué todos tus esbirros quedaron convertidos en gallinas.

Cómo jugar Hearthstone

Comenzaremos con un vistazo de los primeros turnos en una partida Hearthstone.