StarCraft® II

Durante su vida, Ariel Hanson ha sido considerada una genio. A los seis años comenzó a leer los tomos digitales de química de su padre. A los once publicó su primer ensayo de investigación sobre los efectos mutagénicos de los químicos presentes en la rara flor de trablia. A los dieciseis, después de graduarse de la escuela preparatoria dos años antes que sus compañeros, recibió una beca completa de la Universidad de Tarsonis, prestigioso instituto al que también asistió su padre, el Dr. Bernard Hanson; un renombrado terraformador.

Aceptar la beca y dejar su hogar sería difícil. Buena parte de su existencia la había pasado en Agria, un mundo-colonia idílico establecido por su padre. La madre de Ariel, la Dra. Talise Cogan, la famosa genetista, se divorció de Bernard cuando éste decidió fundar Agria en lo que, en ese entonces, era un mundo baldío situado en la periferia. En ausencia de su madre, los colonos de Agria se convirtieron en la familia de Ariel.


Agria también gozaba de una amplia gama de equipo de investigación y terraformación de vanguardia gracias a su clasificación como una de las reservas botánicas principales de la Confederación, hecho que Bernard utilizó para disuadir a Ariel de aceptar la beca en Tarsonis. En su opinión, Agria tenía todo lo necesario para que Ariel desempeñara su carrera científica y crear una mejor vida para ella había sido una de las razones por las cuales fundó la colonia. Sin embargo, después de darle muchas vueltas al asunto, y una gran cantidad de acaloradas discusiones con su padre, Ariel decidió viajar a Tarsonis.


En la Universidad de Tarsonis, Ariel obtuvo un doctorado en bioingeniería en tres años, llamando la atención de docenas de cazadores de talentos corporativos. Pese a los empleos de excelente remuneración que ofrecían, Ariel los rechazó. Estaba desilusionada con el politiqueo y la crueldad de sus coetáneos, quienes parecían estar ansiosos de traicioanarse los unos a los otros con el fin de acercarse al éxito.


Al final, lo que hizo que Ariel dejara Tarsonis fue su madre, quien trabajaba en ese entonces para un prestigioso complejo de investigación. Aunque no había visto a Ariel en años, Talise aún priorizaba al trabajo por encima de su hija. Para Ariel, su madre era una visión aterradora de lo que se convertiría si permanecía en Tarsonis; una intelectual extrema que anteponía los logros personales ante cualquier otra cosa. Cuando Ariel decidió regresar a Agria, Talise afirmó que simplemente huía del mundo “real”, al igual que su padre. Esas palabras solo sirvieron para consolidar la decisión de Ariel: si Tarsonis era el mundo real, era algo de lo que no deseaba formar parte.


El padre de Ariel nunca preguntó por qué decidió regresar, ni le guardó rencor alguno por su decisión inicial de irse. Simplemente estaba feliz de tenerla de vuelta. Con Bernard como presidente de la colonia, Ariel se convirtió en su segunda al mando de manera extraoficial. Durante los años siguientes, Agria permaneció relativamente a salvo y prosperó pese al caos que causaba estragos a lo largo del sector Koprulu. Cuando cayó la Confederación, el Dominio Terran conservó Agria como un centro botánico primario, e incluso asignó al planeta una fuerza de defensa permanente.


Sin embargo, varios incidentes sangrientos han hecho que Ariel cuestione las prioridades de este nuevo gobierno. Hace poco, en el 2503, un grupo de piratas fuertemente armado atacó agria, sus integrantes estaban decididos a robarse el equipo científico de alta tecnología de la colonia. Marines del Dominio enfrentaron a los piratas para proteger estos valiosos recursos pero, en el proceso, los soldados negligentemente masacraron a los colonos que quedaron atrapados entre el fuego cruzado. Ariel, horrorizada por los asesinatos, arriesgó su vida para salvar docenas de inocentes atrapados en zonas de brutal combate.


Los piratas fueron expulsados del planeta eventualmente, pero la situación hizo que Ariel comprendiera un hecho terrible: las vidas de los colonos de Agria eran prescindibles para el Dominio. Temerosa de que la historia pudiera repetirse, Ariel se ha dedicado personalmente a proteger a la gente buena de Agria, quienes han venido a la colonia en busca de un mejor futuro.

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.