StarCraft® II

El segundo hijo de un comerciante menor de Tyrador IX. Matt Horner creció deseoso de algo más interesante que su segura y aburrida vida. Horner halló ese algo en las historias de un mercader que se encontraba de visita y hablaba de un imperio maligno, así como de los hombres y mujeres que poseían el valor suficiente como para planear su derroca. Dicho mercader era miembro de los Hijos de Korhal y buscaba reclutar nuevos miembros. Matt fue el blanco perfecto: era joven, inteligente, idealista y se encontraba aburrido.

Los Hijos de Korhal aceptaron a Matt como miembro y lo exhortaron a ingresar a la flota Confederada para recibir entrenamiento; donde destacó como piloto. Después de graduarse con honores, desertó de la Confederación y se unió a los Hijos de Korhal de tiempo completo. Para cuando cayó Mar Sara, Matt era el primer oficial en el Cormorant, una nave mercante que había sido modificada para burlar bloqueos.


Mientras transportaba suministros y tropas para los Hijos de Korhal entre sistemas estelares, el Cormorant evadió gran cantidad de patrullas Confederadas con mucho éxito; lo que dio fama a Matt de ser un segundo al mando inteligente y fiable. En Mar Sara el Cormorant fue llamado para ayudar con la evacuación de la colonia una vez que la abandonó la Confederación. Matt fue asignado para trabajar con Jim Raynor, el recluta más nuevo de Mengsk, y pronto comenzó a admirar el valor y la lealtad del otrora mariscal.


Matt nunca estuvo de acuerdo con la tortura o el homicidio de inocentes, vaya, fueron sus principios lo que lo llevaron a los Hijos de Korhal en primer lugar. Se disgustó en gran manera cuando se enteró de que Mengsk había usado a los zerg contra la población de Tarsonis. Para él, la revolución que iniciaron los Hijos de Korhal sólo reemplazó la autocracia de la Confederación con el tiránico Mengsk y había más trabajo que hacer. Fue uno de los primeros en unirse a Raynor cuando éste dejó a los Hijos de Korhal.


Cuando los Rebeldes de Raynor tomaron la nave insignia de Mengsk, el Hiperión, durante una batalla en los astilleros Dylarianos, Matt fue la opción lógica para dirigir la nave. Éste se convirtió en su capitán y asumió el control de la pequeña flota de los Rebeldes, así como de gran parte de los aspectos militares de las campañas de Raynor en los años que siguieron. Matt tiene la firme convicción de que puede hacer del universo un mejor lugar y es, en general, extremadamente leal hacia los Rebeldes pero, particularmente, hacia Raynor. Sus habilidades de combate son aceptables, pero es un excelente piloto de astronaves y un estratega decente en cuanto al combate espacial.


Mantener con vida los ideales de una revolución contra el Dominio ha sido un camino arduo. Mengsk es un maestro propagandista y parece tener todas las de ganar. Con el paso del tiempo, Matt se ha endurecido a través de la experiencia, pero sus ideales y determinación perduran. Sigue creyendo en Raynor y en la revolución a pesar de que algunas de las dudas de éste último se han extendido a la tripulación. Matt ha hecho muchas cosas para mantener las cosas en marcha durante los años, siempre teniendo fe de que el heroísmo innato de Raynor surgirá nuevamente para, un día, dirigir a los rebeldes a la victoria.

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.