StarCraft® II

Zeratul es un templario oscuro, un renombrado guerrero psiónico y asesino cuyos ancestros fueron exiliados de Aiur, el mundo natal de los protoss; hace más de mil años.

Los templarios oscuros se negaron a formar parte del Khala, el enlace mental comunal de los protoss, y prefirieron luchar como individuos. Zeratul tiene el rango de prelado y es mejor conocido por todo lo que ha hecho con el fin de asegurar la sobrevivencia de los protoss desde que se hizo aparente la amenaza zerg.


“He viajado a través de la oscuridad entre las estrellas más distantes. He presenciado el nacimiento de soles negativos y sido testigo de la entropía de realidades enteras…”


Fue Zeratul quien superó los prejuicios del Ejecutor Tassadar cuando se encontraron en Char, empezando así a sanar la brecha que existía entre los protoss de Aiur y los templarios oscuros. Fue Zeratul el primero en matar a un cerebrado, aunque se creía que dichos seres eran inmortales. Además de todo esto, fue Zeratul quien regresó al planeta Aiur en compañía de Tassadar y puso en marcha acontecimientos que reunirían a las mitades separadas de la raza protoss; derrocando así el opresivo reinado del Cónclave.


Zeratul luchó junto con Tassadar para destruir a la Mente Suprema zerg durante la invasión de Aiur y posteriormente ayudó a los protoss a evacuar el planeta infestado por los zerg. Cuando el Enjambre siguió a los refugiados a Shakuras, el mundo de los templarios oscuros, Zeratul ayudó en la recuperación de los cristales Uraj y Khalis, que permitieron a los protoss activar el templo xel’naga ubicado en el planeta y aniquilar a los invasores. Más tarde, cuando el arconte oscuro Ulrezaj amenazaba con destruir a los protoss de Aiur que “violaban” la santidad de Shakuras, Zeratul fue pieza clave para frustrar sus planes.


Sin embargo, este templario oscuro arrastra también muchas cargas terribles. Al matar al cerebrado Zasz, Zeratul quedó vinculado temporalmente con la Mente Suprema y se enteró de muchos de sus planes. No obstante, el líder de los zerg obtuvo la ubicación de Aiur a través de la mente de Zeratul; acto que sembró las semillas de la devastación del planeta. Asimismo, Zeratul tiene una larga y amarga historia con la Reina de las Cuchillas, siendo manipulado y traicionado más de una vez mientras ésta destruia a los cerebrados restantes para asumir el control total del Enjambre una vez que cayera la Mente Suprema.


Como parte de sus planes, la Reina de las Cuchillas tomó el control de la mente de Raszagal, la querida matriarca protoss. Zeratul la rescató más adelante, pero descubrió que había sido corrompida por completo. Con gran pesar le quitó la vida a la matriarca para que no continuara siendo el juguete de la Reina de las Cuchillas. Una vez libre gracias al golpe mortal, Raszagal le agradeció y lo nombró líder de los templarios oscuros. Zeratul no se sentía digno de tal honor, ya que su alma se encontraba demasiado marcada por sus experiencias.


Bien dicho concubina de los zerg. Sin embargo, aunque te atacamos desde las sombras, no pienses que carecemos del valor para salir a la luz.


Por el momento, Zeratul ha fijado su atención en una situación más inmediata: entrar en contacto con aquellos protoss en las cercanías que hubieran sobrevivido a la traición de la Reina de las Cuchillas. Al seguir lecturas de energía protoss a una luna recóndita, esperaba reunirse con sus camaradas y regresar a Shakuras con la finalidad de trazar planes para el futuro. En lugar de esto, se topó con el enigmático Samir Duran, un ex agente de la Reina de las Cuchillas quien estaba creando criaturas híbridas a partir de zerg y protoss. Aunque Zeratul destruyó las instalaciones, Duran afirmó que sólo era una de muchas. También reveló que había recibido muchos nombres en el transcurso de los milenios y que no servía a la Reina de las Cuchillas sino a un “poder superior”. Muy preocupado por lo que había visto, Zeratul desapareció en un exilio autoimpuesto con un puñado de seguidores a su lado. Continúo su búsqueda de respuestas sobre Duran y lo que pudiera ser en realidad, así como del oscuro futuro al que se dirigía.

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.