World of WarcraftPrincipiantes

Capítulo IV
Juego avanzado

En World of Warcraft, la siguiente aventura se encuentra siempre a la vuelta de la esquina. Juntos, tú y tus amigos enfrentarán y se sobrepondrán a desafíos que superan tus sueños más salvajes; convirtiéndose así en los héroes que Azeroth ha estado esperando.

En este capítulo exploraremos algunos de los elementos avanzados de juego que te esperan en los calabozos, raids y el contenido jugador contra jugador de World of Warcraft.

Buscador de calabozos
Puedes juntar a tus amigos para luchar en equipo contra los monstruos, o tendrás la opción de utilizar el sistema de búsqueda de calabozos de World of Warcraft para que el juego te agrupe de manera automática con otros jugadores. El sistema encontrará un grupo para ti según los parámetros que elijas y, si ya tienes gente, podrás utilizarlo para llenar los sitios restantes. El buscador de calabozos es útil cuando estás empezando, pues quizá todavía no tienes muchos amigos dentro del juego. Asimismo, permanece como herramienta de gran utilidad durante tu carrera, ya que te permite encontrar grupos para cualquier calabozo fácil y rápidamente. ¡El buscador de calabozos es tu amigo!
Instancias
Todos los calabozos son instancias, es decir, cuando entres a uno de ellos, World of Warcraft creará una copia del mismo para ti y los miembros de tu grupo. Considéralo como una aventura privada donde no podrán interrumpirte otros jugadores.
Monstruos de élite y jefes
Descubrirás que los monstruos que habitan los calabozos de World of Warcraft son mucho más peligrosos de los que se encuentran en el mundo. Golpean mucho más duro, aguantan más daño y tienen trucos adicionales bajo la manga. En breve, su misión es arruinarte el día. Sin embargo, si te mantienes tranquilo, alerta y pones atención a su comportamiento, eventualmente notarás pratrones que tú y tus amigos podrán aprovechar.
En caso de incendio
Tarde o temprano, aún los héroes más formidables conocerán el amargo sabor de la derrota. Si todo el grupo muere, ocurre algo denominado ‘wipe’. Los wipes son sólo contratiempos; no el fin del mundo. Puedes regresar al calabozo e intentarlo de nuevo, sin embargo, procede con cautela, es posible que algunos de los monstruos que eliminaste hayan sido reemplazados con refuerzos frescos. Cuídate la espalda.
Premios resplandecientes
Matar dragones puede ser una recompensa en sí misma, pero nunca está de más llevarte un recuerdo por haber vencido a tus oponentes. Sea una mejor arma, una nueva pieza de armadura o un abalorio mágico que sustrajiste del cadáver en proceso de enfriamiento de algún jefe, el botín que hallarás en los calabozos es de mayor calidad del que hay afuera. Los jefes poseen una gran variedad de tesoros; razón perfecta para regresar a los calabozos aunque ya los hayas visto antes.
Calabozos
Los calabozos de World of Warcraft son hogar de algunos de los monstruos más temibles del juego, pero contienen también increíbles tesoros. Estos lugares presentan desafíos especiales, diseñados para grupos pequeños de hasta cinco jugadores. Para avanzar por el calabozo deberás eliminar metódicamente a los monstruos que residen en él, abriéndote paso lentamente hasta llegar a los jefes. Tu grupo deberá luchar como una unidad para salir airoso de los más grandes peligros que presenten estos lugares.
Raids
Los calabozos de raid de World of Warcraft son aún más desafiantes que los normales. Seguramente visitarás muchos calabozos normales mientras tu personaje sube de nivel, sin embargo, las raids son del dominio exclusivo de los personajes de nivel máximo. Al igual que los calabozos, las raids cuentan con varios niveles de dificultad y rangos de nivel distintos. Necesitarás grupos de 10, o incluso 25, jugadores para derrotar a los monstruos que albergan dichas guaridas.
El reto
definitivo
Las raids de nivel máximo pondrán a prueba tus habilidades como ninguna otra cosa en World of Warcraft. Saber como jugar tu clase adecuadamente es necesario, pero saber trabajar en equipo es aún más importante. Eliminar a un jefe de raid toma habilidad, coordinación y perseverancia. Por lo general, los encuentros contra jefes de raid tienen giros inesperados; mantente alerta.
La experiencia
definitiva
Mientras te aventuras en Azeroth y más allá, te verás envuelto en historias épicas que convergen en la trama principal de World of Warcraft. Sea que estés defendiendo el reino de Ventormenta contra una terrible amenaza interna, o luches para contener un ancestral e indecible horror dentro de una antigua fortaleza de los Titanes, todas las historias te conducirán a los calabozos de Raid de World of Warcraft; donde podrás llevarlas hasta su conclusión.
La recompensa
definitiva
En las raids obtendrás los más grandes tesoros que ofrece World of Warcraft: poderosas armaduras mágicas, las armas más mortíferas y artefactos místicos de origen desconocido. Si deseas hacerte de estos objetos, será necesario que derrotes a los seres más poderosos que hay en el mundo. Pórtalos con orgullo para que todos sepan que has demostrado tu valía.
Combate Jugador contra Jugador
Como las tensiones entre la Horda y la Alianza se encuentran en su punto más alto, hay escaramuzas entre los miembros de ambas facciones en distintas partes del mundo. Puedes unirte al conflicto en cualquier momento y luchar por tu facción, fama y fortuna, o sólo por la emoción de la batalla.
Campos de batalla
Los Campos de batalla ofrecen una experiencia estructurada de JcJ. Éstos son instancias especiales donde se enfrentan dos equipos de jugadores, que deberán completar ciertos objetivos para obtener la victoria. Dichos objetivos pueden ser tan sencillos como tomar la bandera enemiga y llevarla hasta tu base, o tan complejos como colocar cargas de demolición, abrir un boquete en las defensas del enemigo y capturar el artefacto que defienden ferozmente. Cada Campo de batalla tiene objetivos distintos y también varía la cantidad de jugadores por equipo. Puedes entrar a los Campos de batalla tú solo —en cuyo caso entrarás a la instancia con jugadores aleatorios de tu facción— o podrás formar un grupo con tus amigos.
La Arena
Hay quienes dicen que la Arena es el test definitivo de las habilidades JcJ de un jugador, otros disfrutan su modalidad de lucha a muerte y su estructura competitiva por equipos. Los encuentros de Arena enfrentan a dos equipos pequeños y el ganador será el equipo que elimine a todos los miembros del equipo contrario. Los equipos de Arena son similares a las hermandades ya que son grupos que perduran mientras tengan miembros en la lista. Al ganar encuentros en las Arenas mejorará la calificación de tu equipo y, potencialmente, tu clasificación en la escala; donde los mejores equipos de varios reinos compiten por la posición número 1. Los gladiadores exitosos obtienen acceso a poderosas armas y armaduras diseñadas para el combate JcJ.
Objetivos en el mundo
Más allá de las instancias de los Campos de batalla y las Arenas, los objetivos en el mundo ofrecen otra alternativa a la modalidad JcJ orientada a objetivos que hay en World of Warcraft. Existen ciertas zonas que los jugadores podrán conquistar. Conservar estas ubicaciones estratégicas ofrece ventajas únicas a la facción que tenga el control. Éstas van desde beneficios para toda la zona y objetos especiales, hasta acceso exclusivo a nuevas áreas.
Duelos
Sea que desees defender tu honor, ajustar cuentas o ver quien es el mejor peleador, podrás desafiar a cualquier jugador de tu facción a un duelo amistoso. Estos combates no son a muerte y sólo los dos jugadores involucrados podrán causarse daño. La contienda termina cuando la salud de uno de los jugadores llega casi a cero, o si uno de los combatientes huye del área donde se desarrolla el encuentro.
JcJ en el mundo
La forma más simple de combate JcJ (Jugador contra Jugador) en World of Warcraft es el que se desarrolla de forma libre en el mundo. Siempre que te topes con un jugador de la facción contraria —y si ambos están marcados para JcJ— existirá la posibilidad de que uno ataque al otro. Algunas áreas son focos de conflicto JcJ donde los jugadores se enfrentan con frecuencia, mientras que otras son relativamente tranquilas. En los reinos de JcJ estarás marcado en casi todas las zonas que visites, sin embargo, en reinos normales estarás a salvo de los ataques de otros jugadores a menos que actives voluntariamente la modalidad JcJ.
¿Qué sigue?
Apenas tocamos la superficie de todo lo que ofrece World of Warcraft. Desde las soleadas costas de Tanaris hasta las nevadas montañas de Dun Morogh; desde el devastado reino de Terrallende hasta las profundidades abandonadas por la Luz del Glaciar Corona de Hielo, hay todo un universo para explorar. Junta a tus aliados, afila tus habilidades y sumérgete en un mundo de fantasía sin igual.

World of Warcraft aguarda.

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.