Alianza

Los audaces y valerosos enanos son una raza ancestral que desciende de los terraneos, seres de roca viviente creados por los titanes cuando el mundo era joven. Debido a una extraña enfermedad conocida como la maldición de la carne, los progenitores terraneos de los enanos sufrieron una transformación que convirtió sus rocosos pellejos en piel suave. Eventualmente, estas criaturas de carne y hueso se hicieron llamar enanos y crearon la gran ciudad de Forjaz en los picos nevados de Khaz Modan.

Durante varios siglos tres clanes enanos, los Barbabronce, los Martillo Salvaje y los Hierro Negro, vivieron unidos en Forjaz bajo el sabio reinado del Alto Rey Modimus Anvilmar. Cuando éste murió a causa de su avanzada edad, aumentaron las tensiones entre los clanes y estalló la guerra por el control de la ciudad. Ese fue el inicio de la Guerra de los Tres Martillos, un brutal conflicto que se prolongó por muchos años y a través del cual el clan Barbabronce asumió el control total de Forjaz; expulsando a sus rivales. La guerra escindió la relación entre los clanes, que forjaron sus propios destinos por separado.

Cuando los orcos invadieron Azeroth, los enanos de Forjaz ofrecieron unirse a la Gran Alianza. Dirigidos por el Rey Magni Barbabronce, los resistentes habitantes de la ciudad demostraron ser una parte crucial para las fuerzas de la Alianza, ayudándoles a obtener victoria tras victoria contra los orcos. Desde entonces, los enanos de Forjaz han sido parte invaluable de la Alianza.

Además de deleitarse con el prospecto de la batalla, los enanos tienen gran interés en descubrir la verdad que hay detrás de su pasado encantado. Gracias a los esfuezos de los arqueólogos enanos que viajan por todo el mundo, ha sido posible obtener gran cantidad de información acerca de los orígenes de la raza y la maldición de la carne que afligió a los terraneos. Sin embargo, aún quedan muchos misterios y los enanos continúan excavando los sitios ancestrales de Azeroth en busca de respuestas.

En fechas recientes un giro del destino ha guiado a los clanes rivales de vuelta a Forjas, después de estar separados durante siglos…

Cuando extraños desastres naturales comenzaron a causar estragos en diversas partes de Azeroth poco antes del Cataclismo, las tierras de los enanos no estuvieron exentas del caos. Una serie de violentos terremotos arrasaron las áreas aledañas de Forjaz, reduciendo poblados a escombros y clamando las vidas de muchos enanos inocentes en el proceso. Para obtener respuestas acerca del preocupante estado del mundo, el Rey Magni, desinteresadamente, llevó a cabo un ritual místico para entrar en comunión con la tierra. La arcaica ceremonia, sin embargo, tuvo un efecto inesperado, Magni fue transformado en diamante y quedó fusionado a las profundidades de Forjaz.

En el vacío de poder que siguió, Moira, su distanciada hija —quien se casó con un miembro del odiado clan Hierro Negro— se hizo brevemente del trono de Forjaz y selló la ciudad. De no ser por la intervención del Rey Varian Wrynn de Ventormenta y su hijo, el príncipe Anduin, este imprudente acto pudo haber dado pie a otra guerra civil. Con la ayuda de Varian, el control de Forjaz ha sido dividido equitativamente entre los clanes Barbabronce, Martillo Salvaje y Hierro Negro a través del Consejo de los Tres Martillos. No obstante, a causa de la amargura y el prejuicio enconado entre los clanes, la capacidad del consejo de gobernar como entidad permanece incierta.

Zona de inicio:Dun Morogh
Rodeada de escarpados picos montañosos, la nevada región de Dun Morogh ha sido, desde siempre, el centro cultural de los enanos de Forjaz. Hace poco, gran cantidad de troggs emergieron de sus moradas subterráneas a causa de los terremotos y las bestiales criaturas llegaron al poblado enano de Yunquemar en el Valle de Crestanevada. La súbita afluencia de los troggs provocó también que los salvajes trols Peloescarcha abandonaran sus viviendas en el Monte Luz e invadieran áreas ocupadas por los enanos. Con amenazas en dos frentes, los montaraces de Dun Morogh no se dan abasto. Sin ayuda adicional, las preciadas tierras de Dun Morogh pronto caerán ante los salvajes enemigos de los enanos.
Ciudad capital:Forjaz
Construida en el rocoso corazón de Khaz Modan, la imponente ciudad de Forjaz es testimonio de la fuerza y resistencia de los enanos. Durante la Segunda Guerra entre orcos y humanos, muchas fortalezas enanas cayeron ante la Horda, sin embargo, nunca pudieron penetrar las defensas de Forjaz. Bajo el reinado actual del Consejo de los Tres Martillos, la ciudad ha entrado en una época de tensión y posible violencia. Pero, si el Consejo gobierna con igualdad y justicia, este nuevo periodo puede ser el mejor en la historia de Forjaz.
Montura:Carnero
Fáciles de distinguir por sus lanudos pelajes y masivos cuernos, los carneros de las montañas Barak Tor’ol son animales sencillos y orgullosos cuya audacia sólo es comparable con la de sus amos enanos. Lo que estas bonachonas criaturas carecen de ferocidad, lo compensan con fuerza y resistencia extraordinarias. Recientemente se han descubierto tipos distintos de carneros en el gélido continente de Rasganorte, sin embargo, la amigable especie nativa de Dun Morogh y regiones aledañas sigue siendo la predilecta de los enanos de Forjaz.
Líder:El Consejo de los Tres Martillos
Instituido después de la petrificación del Rey Magni, el Consejo de los Tres Martillos está formado por un representante de cada uno de los tres clanes enanos. Muradin Barbabronce, hermano menor de Magni y veterano de la guerra contra el Rey Exánime, representa a los Barbabronce. Falstad Martillo Salvaje, renombrado jinete de grifo y gran señor feudal de su clan, representa a los Martillo Salvaje. Moira Thaurissan, heredera legítima al trono de Forjaz por su linaje, representa a los Hierro Negro, clan regido por su difunto marido Dagran. Pese a sus diversos trasfondos y diferencias ideológicas, estos tres representantes han jurado gobernar unidos por el bien de Forjaz.
Características raciales
Forma de piedra

Los enanos pueden convertirse temporalmente en roca viviente que neutraliza venenos, enfermedades, heridas sangrantes y proporciona armadura natural.

Resistencia al hielo.

Los enanos de Forjaz tienen resistencia natural a la magia de hielo, lo que hace más difícil que este tipo de hechizos les hagan daño.

Explorador

Los enanos reciben una bonificación a su habilidad de arqueología y pueden estudiar mucho más rápido que las demás razas.

Poderío de la montaña

Los enanos batallan con intensidad y reciben una bonificación a los golpes críticos.

Arte
Ver todo Arte
Capturas
Ver todo Capturas

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.