Alianza

Descubrimientos recientes han demostrado que los humanos son descendientes de los salvajes vrykul, guerreros mitad gigante que habitan en Rasganorte. Los humanos primitivos fueron un pueblo segregado y tribal durante varios milenios, sin embargo, el aumento del poder del imperio trol los obligó a efectuar una unificación estratégica. Entonces se fundó la nación de Arathor y su capital, la ciudad estado de Strom.

Al cabo de varias centurias de paz, las prósperas e independientes ciudades estado de Arathor se dividieron en reinos distintos: Gilneas al oeste, Alterac, Dalaran y Lordaeron al noroeste, Kul Tiras al sureste y Ventormenta al sur. El nombre de Strom cambió a Stromgarde y permaneció como reino de poder significativo.

Los problemas comenzaron cuando apareció la Horda de orcos en Azeroth y dejó Ventormenta en ruinas durante la Primera Guerra entre orcos y humanos. Los sobrevivientes de la ciudad —incluyendo al joven príncipe Varian Wrynn— huyeron hacia Lordaeron. Ahí, los líderes de los siete reinos decidieron unirse de nuevo a través de la Alianza de Lordaeron, lo que les permitió derrotar a la Horda durante la Segunda Guerra.

No obstante, aumentaron las tensiones entre los reinos, ya que los costos de manutención de la Alianza fueron mucho más altos que lo previsto. Como no deseaban pagar los impuestos, los líderes de Gilneas y Stromgarde decidieron retirar sus reinos de la Alianza. La tragedia continuó cuando el reino de Lordaeron fue diezmado por una misteriosa plaga que mató a miles de humanos y los convirtió en esbirros no-muertos del Rey Exánime. Este ser manipuló incluso a Arthas Menethil, príncipe de Lordaeron, guíandolo a matar a su propio padre y a viajar a Rasganorte; donde Arthas se fusionó con su amo. Durante los cinco años que siguieron, el Rey Exánime permaneció en Rasganorte, trazando planes y creando sus ejércitos.

Sin embargo, desencadenar la plaga de no muerte sólo fue un preparativo para la invasión de la demoníaca Legión Ardiente, la cual ha buscado destruir toda la vida en Azeroth. Cuando la Legión atacó, los humanos se unieron con otras razas y obtuvieron una costosa victoria durante la Tercera Guerra. Recientemente, los miembros de la Horda y de la Alianza lanzaron campañas separadas en Rasganorte; sus esfuerzos dieron como resultado la aplastante derrota del Rey Exánime.

Desde la caída de Lordaeron, el reino de Ventormenta se ha convertido en el bastión más fuerte de la humanidad y la fuerza más poderosa en la Alianza que ahora tiene miembros de diversas razas. Dirigidos por el Rey Varian Wrynn, los habitantes de Ventormenta se apegan a los principios del honor y la justicia mientras defienden sus asentamientos y a sus familias.

Aunque los humanos son una de las razas más jóvenes de Azeroth, han enfrentado gran cantidad de desafíos con fortaleza y temple. Su capacidad de adaptarse y reconstruir los ha convertido en una fuerza importante en un mundo que se encuentra en constante cambio.

Zona de inicio:Bosque de Elwynn
Los pacíficos bosques al sur de la Ciudad de Ventormenta parecen estar más tranquilos que nunca desde la caída de la Hermandad Defias. Sin embargo, los habitantes del Bosque de Elwynn no permanecen sin hacer nada. Hay campos que plantar, minas para extraer mineral y madera que cortar. Aún con toda su pompa y esplendor, Ventormenta no duraría mucho sin un flujo constante de alimentos y provisiones para sustentar a sus pobladores. Este intercambio se encuentra en peligro debido a las invasiones kóbold, las enemistades brutales entre granjeros y los ataques de animales salvajes. La Abadía de Villanorte permanece dedicada a reclutar y entrenar aventureros lo suficientemente valientes para preservar la paz. Asimismo, los orcos Rocanegra amasan sus fuerzas en las Montañas Crestagrana cercanas. Con la milicia de Ventormenta operando al límite, estos orcos renegados están listos para aniquilar a sus antiguos enemigos humanos en el Bosque de Elwynn.
Ciudad capital:Ciudad de Ventormenta
Ninguna ciudad demuestra la determinación humana como Ventormenta. Fue destruida cuando la Horda invadió Azeroth por primera vez y su reconstrucción supuso un gran esfuerzo para la Hermandad de Albañiles al terminar la Segunda Guerra. Algunas partes de la ciudad fueron arrasadas de nuevo cuando Alamuerte, el corrupto Aspecto de los Dragones Negros, la atacó salvajemente. No obstante, los distritos que no sufrieron daño alguno están más hermosos que nunca gracias a sus trabajadores habitantes. Desde la magnífica Catedral de la Luz —que funge como centro espiritual primario— hasta el sobrecogedor Valle de los Héroes —que conmemora los sacrificios de los leales campeones de Ventormenta— la ciudad representa fielmente el valeroso corazón de la humanidad.
Montura:Caballo
Estos confiables corceles han llevado a sus amos humanos a la batalla desde antes de la Primera Guerra. Bien conocidos por su velocidad y brioso temperamento, estas monturas son perfectas para sus heroicos jinetes. Los caballos Ardeneses del Bosque de Elwynn son muy preciados por los aventureros debido a su lealtad y tranquilidad frente al peligro. Gracias a su avasalladora popularidad, también es posible hallar a estos corceles en Theramore y los Humedales.
Líder:Rey Varian Wrynn
La vida de Varian fue definida por la tragedia y el conflicto. El asesinato de su padre a manos de Garona Halforcen, sumado a la muerte accidental de su esposa Tiffin durante un disturbio, ha sido una pesada carga. En fechas recientes, el rey ha regresado al trono después de ser secuestrado por la Hermandad Defias y la dragona negra Onyxia, quien estaba de incógnito como Lady Katrana Prestor. Despojado de sus recuerdos y esclavizado por un entrenador de gladiadores de la Horda en Kalimdor, Varian luchó hasta obtener su libertad y se ganó el apodo “Lo’Gosh” —o “Lobo Fantasma”— al fragor de la batalla. Con ayuda de sus camaradas, finalmente logró recuperar su identidad verdadera y derrotar a Prestor. Bien conocido por su tenacidad y su voluntad inquebrantable, el Rey Varian Wrynn está comprometido a proteger los intereses de la Alianza, además de preparar a su hijo Anduin para que se convierta en su sucesor.
Características raciales
Sálvese quien pueda

Los humanos pueden zafarse de efectos que reducen la velociddad de movimiento y de aquellos que provocan la pérdida de control del personaje.

Diplomacia

Los humanos sencillos y francos tienden a llevarse bien con otras razas y a obtener su confianza con relativa facilidad.

El espíritu humano

Los humanos son conocidos por su espíritu indomable y reciben una pequeña bonificación al atributo homónimo.

Especialización en espadas y mazas

Pocas cosas muestran la fuerza y la gracia de los humanos como sus armas predilectas.

Arte
Ver todo Arte
Capturas
Ver todo Capturas

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.