Horda

Los pacíficos tauren —llamados shu’halo en su lengua natal— han vivido en Kalimdor durante mucho tiempo y buscan preservar el balance de la naturaleza como dispone su diosa, la Madre Tierra. Hasta hace poco, los tauren vivían como nómadas, esparcidos por los Baldíos y cazando a los enormes kodos nativos de la árida región. Aunque divididos en distintas tribus, los tauren se encuentran unidos contra un enemigo en común: los centauros merodeadores. Estos primitivos hombres caballo aterrorizaron la zona central de Kalimdor, dejando muerte y destrucción a su paso. Pese a que las tribus tauren lucharon con valentía contra sus enemigos, los implacables ataques de los centauros continuaron. Con el tiempo, los centauros acabaron con la fauna de la zona y los asediados tauren corrían el peligro de morir de hambre.

Durante la Tercera Guerra, el imponente gran jefe Cairne Pezuña de Sangre se topó, por azares del destino, con la Horda de Orcos; quienes cambiarían el destino de los tauren para siempre. Luego de entablar amistad con el Señor de Guerra Thrall, Cairne y su tribu, los Pezuña de Sangre, lograron rechazar a los centauros mientras viajaban hacia las fértiles tierras de Mulgore. Debido a la deuda de sangre por la ayuda que les prestaron los orcos, los tauren se unieron a Thrall en el Monte Hyjal para defender a Kalimdor de la invasión de la demoníaca Legión Ardiente.

Cuando la Legión fue derrotada, los tauren que ayudaron a defender Hyjal regresaron a su nuevo hogar en Mulgore. Cairne, gobernando desde la majestuosa capital de la Cima del Trueno, dio la bienvenida a dicho refugio a los tauren de todas las tribus. Muchos de los tauren que viajaron a la capital estaban contentos con la visión de Cairne de un futuro pacífico y armonioso, aunque una tribu pensaba de manera distinta. Los adustos Tótem Siniestro consideraban inferiores a las demás razas de Kalimdor y creían que Magatha, su matriarca, era el único ser digno de dirigir a los tauren. Aunque Magatha estaba en constante desacuerdo con Cairne en lo que concernía al rumbo de su nación, la bruja anciana coexistió a su lado en la Cima del Trueno sin incidentes de importancia. Sin embargo, la tribu Tótem Siniestro no se unió a la Horda junto con Cairne y los tauren bajo su mando.

Durante años, los tauren prosperaron en todo Mulgore, pero después de la campaña contra el Rey Exánime en Rasganorte, la tragedia se hizo presente. Creyendo que Garrosh Hellscream, el imprudente nuevo Señor de Guerra, conduciría a la Horda a la ruina, Cairne desafió al joven arribista a un duelo. El Gran Jefe tauren luchó con tal ferocidad que su edad no se hacía aparente, pero un acto de traición selló su destino antes de que iniciara la batalla. Sin que ninguno de los combatientes del duelo lo supieran, Magatha había envenenado el arma de Garrosh. Después de que Cairne fue herido por el arma contaminada durante la lucha, fue inmovilizado por el veneno y Garrosh fue capaz de matarlo.

Después de la muerte del Gran Jefe, los agentes de Magatha Tótem Siniestro asaltaron la Cima del Trueno y asumieron el control de la capital. También esperaban asesinar a Baine, hijo de Cairne, pero el joven tauren logró evadir a sus verdugos. Luego de formular una estrategia para dar su merecido a Magatha, Baine ejecutó un contraataque y le quitó el control de la Cima del Trueno a la traicionera matriarca. Al final, y en lugar de derramar más sangre, Baine desterró a Magatha —y a todos los Tótem Siniestro que aún le apoyaban— de las tierras de los tauren.

Pese al mortal encuentro entre Cairne y Garrosh, los tauren no han abandonado su sitio en la Horda. Aunque ha habido muchos eventos caóticos en meses recientes, Baine ha tomado el manto del liderazgo de los tauren con valentía y busca dirigir tal como su sabio y benévolo padre lo hubiera hecho.

Zona de inicio:Mulgore
Después de establecerse en las pasturas de Mulgore, los imponentes tauren fundaron la Cima del Trueno, su imponente capital. Durante varios años, los tauren vivieron en las serenas planicies de la zona central de Kalimdor, velando por el bienestar de su amado nuevo hogar. Sin embargo, el reciente Cataclismo ha tenido efectos desastrosos en Mulgore. Al ser expulsados de sus guaridas al sur de la Cima del Trueno, los salvajes jabaespín se han extendido por la Meseta de la Nube Roja, e invadido el Campamento Narache. Además de capturar a numerosos tauren, los jabaespín han provocado que enormes raíces espinosas surjan de la tierra, acabando con la vida en las otrora verdes planicies. Por esta razón, los tauren han jurado expulsar a las salvajes criaturas y sanar las heridas que ha recibido la tierra antes de que el daño se vuelva irreparable.
Ciudad capital:La Cima del Trueno

Fundada por el sabio Gran Jefe Cairne Pezuña de Sangre y su fiel tribu, la Cima del Trueno domina la verde tierra de Mulgore desde una serie de mesetas que golpea el viento. Antes de la construcción de la capital, los tauren vivieron como nómadas durante generaciones y, por lo general, se encontraban asesidados por bandas de centauros merodeadores. Cuando se fundó la Cima del Trueno, sin embargo, esta orgullosa y noble raza finalmente obtuvo un hogar permanente.

Después de la muerte de Cairne en un duelo contra el Señor de Guerra Garrosh Hellscream, la Cima del Trueno fue tomada brevemente por Magatha Tótem Siniestro y varios miembros de su tribu. Como respuesta, Baine, el hijo de Cairne, dirigió un brillante contraataque utilizando una flota de zepelíns. Luego de dividir estratégicamente a las fuerzas de Magatha, Baine retomó la Cima del Trueno y asumió su papel como Gran Jefe de los tauren. La capital, una vez recuperada de los disturbios recientes, es nuevamente un bastión de paz y seguridad para los tauren de Kalimdor.

Montura:Kodo

Abundan las leyendas tauren con respecto a los kodos de grandes cuernos que habitan los Baldíos de Kalimdor. Hay mitos que hablan acerca de kodos poco comunes que poseen vínculos con los espíritus de la tierra y la tormenta, permitiendo así que las colosales bestias hagan uso del poder del relámpago. Aunque por lo general se considera que los kodos son de naturaleza amable, son también feroces oponentes cuando se encuentran en peligro y se sabe que en ocasiones devoran enteros a sus enemigos.

Habiendo coexistido con los kodos por generaciones, los tauren poseen un vínculo especial con estas enormes criaturas y han aprendido a emplearlas como medio de transporte; tanto en la guerra como en la paz. Aunque son más pequeños que sus primos salvajes, los kodos domésticos son veloces e increíblemente resistentes, característica que los convierte en las monturas perfectas para sus cuidadores tauren.

Líder:Gran Jefe Baine Pezuña de Sangre

El Gran Jefe Baine Pezuña de Sangre es hijo del difunto líder tauren Cairne Pezuña de Sangre. Además de haber heredado el valor y la gentileza de su padre, Baine se ha convertido en un guerrero sin igual. Después de la muerte de Cairne en un duelo con el Señor de Guerra Garrosh Hellscream, Baine dejó su hogar en la aldea Pezuña de Sangre cuando los agentes de la matriarca Magatha Tótem Siniestro la atacaron y posteriormente se apoderaron de la Cima del Trueno. Aunque todavía se encontraba dolido por la pérdida de su padre, Baine dirigió un contraataque contra Magatha y sus fuerzas, recuperando finalmente el control de la capital de los tauren.

Al final, el honorable hijo de Cairne le perdonó la vida a la matriarca Magatha y la desterró junto con sus traicioneros aliados a la inclemente Sierra Espolón. Desde entonces, Baine asumió el papel de gran jefe de los valerosos tauren de Mulgore. Pese a que aún existe amargura en torno a la muerte de Cairne, Baine ha jurado lealtad a la Horda y a su Señor de Guerra por el bien de la raza tauren.

Características raciales
Pisotón de guerra

Al hacer temblar la tierra con un fuerte pisotón de sus pezuñas, los tauren pueden aturdir brevemente a pequeños grupos de enemigos.

Resistencia a la naturaleza

Los tauren tienen resistencia a la magia de la naturaleza, lo que hace más difícil que este tipo de hechizos les hagan daño.

Robustez

Su constitución excepcional les proporciona una bonificación a su total de salud.

Cultivar

Los tauren reciben una bonificación a la habilidad de herboristería y recolectan hierbas mucho más rápido que los herboristas de las demás razas.

Arte
Ver todo Arte
Capturas
Ver todo Capturas

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.