Bastión de Baradin

Alizabal

Señora del odio

Los Kirin Tor encerraron a Alizabal en su formidable Bastión Violeta poco después de que los magi corruptos invocaran a la shivarra a Azeroth. A pesar de los resguardos arcanos que restringían su poder, la maliciosa influencia de la demonio provocó que sus carceleros se masacraran unos a otros movidos por ataques de ira. Su traslado al Bastión de Baradin antes del Cataclismo no ha hecho más que empeorar las condiciones ya ruinosas de esta prisión.