Cavernas de Brazanegra

Ubicadas en la Ensenada Zoram en Vallefresno, las Cavernas de Brazanegra alguna vez fueron un glorioso templo dedicado a Elune, la diosa de la luna de los elfos de la noche. Sin embargo, el gran Hendimiento devastó el templo y lo envió debajo de las olas del Mar de la Bruma. Ahí permaneció desierto hasta que los naga y los sátiros, atraídos por su poder, llegaron a desenterrar sus secretos.

Las leyendas cuentan que Aku’mai, una de las mascotas favoritas de los primigenios Dioses Antiguos, se ha instalado ahí. Los cultistas del Martillo Crepuscular han llegado a deleitarse con su presencia maligna, mientras los miembros de la orden chamánica conocida como el Anillo de la Tierra se apresuran a enfrentarles. Saben que cuando se invoca a los Dioses Antiguos, el peligro para todo Azeroth se encuentra en el horizonte.