Aku'mai, un mal antiguo, porta una pequeña muestra del poder de los dioses antiguos. Esta hidra de tres cabezas es temida por su salvajismo demente y su insaciable hambre por la carne viva, pero el Martillo Crepuscular la adora como señal divina de que los dioses antiguos volverán pronto.