Que no los engañe el humilde exterior de Grim Batol; muchas de sus cámaras están enterradas en lo más profundo de las Tierras Altas Crepusculares. Antaño fue el bastión de los enanos Martillo Salvaje y luego los orcos lo usaron como prisión para Alextrasza. Ahora la ciudad está en manos del culto del Martillo Crepuscular. Los héroes que se atrevan a entrar en las inquietantes profundidades del bastión deberán enfrentarse a los agentes de Alamuerte para frustrar el misterioso mal que yace en su interior.

Con el resurgimiento de Alamuerte en el mundo de Azeroth, el vuelo de dragones negro y el culto del Martillo Crepuscular han expulsado a los dragones rojos; convirtiendo así las paredes de piedra forjadas por enanos en un campo de entrenamiento. Grim Batol se ha transformado nuevamente en un frente de batalla.

El vuelo de dragones rojo ha comenzado su asalto a las puertas de Grim Batol desde el aire, pero su operación se ve amenazada por los dragones negros; quienes contraatacan con intensidad y crueldad características. Si el vuelo rojo no recibe apoyo pronto, las furiosas batallas en torno a Grim Batol terminarán al fin… y la fortaleza quedará firmemente en manos del mal.