Medivh, el último guardián, decidió vivir en el Paso de la Muerte, en la brillante torre de Karazhan. Aunque fue uno de los más poderosos magos de su tiempo (y el futuro custodio de la humanidad), Medivh fue poseído por el oscuro espíritu de Sargeras, el destructor de mundos. Sargeras utilizó a Medivh para abrir el Portal Oscuro y permitir que los orcos entraran en guerra contra los reinos de Azeroth.

Conforme avanzó la guerra, Medivh se opuso al control de Sargeras. El feroz conflicto interno volvió loco al hechicero y esto duró hasta que su amigo de la niñez, Anduin Lothar, ayudó a Khadgar, el joven aprendiz de Medivh, a tomar Karazhan por asalto y matar a su otrora camarada. Desde ese día, una maldición terrible ha permeado la torre y las tierras aledañas; lanzando una bruma oscura sobre el Paso de la Muerte y la región ahora conocida como Bosque del Ocaso.

En años recientes, varios nobles de Villa Oscura se aventuraron al Paso de la Muerte para investigar la sombra que se asentó en la región. Nunca se supo qué ocurrió con aquellos que entraron a la torre oscura.