La manifestación física de la sospecha quedó atrapada en El Bosque de Jade después de que el emperador Shaohao la derrotara hace 10,000 años. El Sha de la duda se acabó obsesionando con el Dragón de Jade -Yu'lon, el espíritu de la sabiduría y la clarividencia- y ahora no sueña con otra cosa que con corromper su hogar.