La sagrada Cámara de los Aspectos que reside debajo del Templo Reposo del dragón ha sido testigo del ascenso y la caída de ejércitos a través de la historia. Por más de diez milenios, los cinco santuarios de los vuelos de dragones han permanecido como suelo sacro y no han sido tocados por el caos que provocó la creación del Alma Demoníaca, ni por los estragos de la Plaga. Esto se debe a una extraña colaboración entre los miembros de los cinco vuelos de dragones.

Ahora, una calma inquietante se ha asentado en este lugar. Los guardias dracónicos que montaban guardia afuera del Sagrario Rubí han desaparecido. Las piedras del portal que conduce a las cámaras del santuario se han resquebrajado y el aroma de las llamas mortecinas inunda el aire que rodea la antecámara. Los dragones rojos que custodiaban el santuario del vuelo de dragones rojo no han respondido a los mensajes místicos de sus hermanos y hermanas.

La ausencia de los guardianes y el debilitamiento de la estructura han sido causa suficiente para provocar inmensa preocupación entre los miembros del Acuerdo. Sin embargo, peor aún es el hecho de que el Sagrario Rubí, lugar que contiene una nidada de huevos de dragón rojo y el futuro del vuelo homónimo, haya resultado comprometido.

Jefes