Dotado de gran inteligencia y astucia, Al'Akir el Señor del Viento fue antaño el mejor estratega de los terroríficos ejércitos de los dioses antiguos. Al comienzo del Cataclismo, se alió con Alamuerte usando sus poderes casi divinos en contra de muchas de las antiguas némesis tol'vir de los elementales de aire.