Se acerca la hora de atacar al corazón de la Plaga.

Las nubes cubren los cielos de Azeroth y los héroes se unen bajo rasgadas banderas mientras se preparan para la tormenta que se avecina. Se dice que aún la nube más negra tiene un resquicio de luz y es esto lo que impulsa a los hombres y mujeres de la Cruzada Argenta: la esperanza de que la Luz los conducirá a la victoria en esta época de tribulación, la esperanza de que el bien triunfará sobre el mal; la esperanza de que un héroe bendecido por la luz surgirá para acabar con el oscuro reinado del Rey Exánime.