Desde que la ciudad de Ulduar fue descubierta en las Cumbres Tormentosas, muchos aventureros se han internado en ella con la finalidad de conocer un poco más acerca de su misterioso pasado. La exploración ha revelado que el magnífico complejo es, antes que nada, una prisión cuyo propósito es mantener confinado a Yogg-Saron, el Antiguo Dios de la muerte. Este horror ancestral ha corrompido a los guardias y está a punto de liberarse de las últimas ataduras.

Con el peligro del inminente escape de Yogg-Saron, un grupo de mortales ha efectuado los preparativos para asaltar la ciudad. Derrotar a las legiones de esbirros de hierro y acabar con las gigantescas defensas en la entrada de la ciudad tomará un enorme esfuerzo. Sin embargo, esa gran victoria no será suficiente para acabar con la locura que habita abajo.