Puntos clave

  • Combate defensivo

    Al provocar a los enemigos, Kormac puede convertirse en el foco de su agresión y hacerles pagar por ello, inutilizando o reduciendo la velocidad de movimiento de aquellos que se acercan demasiado.
  • Sanación y recuperación

    Kormac invoca luz sagrada para restaurar tu salud o incrementar tu poder, aumentando tu índice natural de sanación o la regeneración de tus recursos.
  • Justicia sagrada

    Pese a su postura defensiva, Kormac es igualmente capaz de purgar a la escoria demoníaca con violencia. Al cargar contra sus enemigos les causa heridas brutales y los deja aturdidos con la ferocidad de sus ataques.

Habilidades

Muchas de las habilidades de Kormac están encausadas a mejorar sus capacidades como tu protector a través de provocaciones, ataques nuevos y efectos de aturdimiento. Cuando desempeña el rol de soporte, Kormac puede aumentar la regeneración de salud y recursos del grupo, o sanarte rápidamente con un destello de luz.

“Nunca sucumbiré a tu maldad.”

Los templarios son guerreros sagrados que luchan por la justicia y evitan los peligros que conducen al cultismo y la posesión demoníaca a través de la abnegación. No sólo dicen proteger al reino, se les entrena para luchar y cada uno es un combatiente experimentado; el adusto y dedicado Kormac es un paragón entre ellos.

Kormac ingresó a la orden en su juventud y rápidamente fue convertido en el templario ideal, ya que se adaptó sin problemas a un modo de vida asceta. Su devoción es particularmente inquebrantable, aún para alguien de su orden, y aunque respeta la habilidad en batalla, su desdén por aquellos que no comparten sus elevados estándares morales es muy aparente.

Aunque el sendero de Kormac no siempre será el mismo que el tuyo, sus objetivos se alinean, así que luchará a tu lado para purgar al mundo de la insidiosa oscuridad que busca ocultarse de la luz del Cielo.

Armamento

Kormac se lanza al combate ataviado en armadura pesada y esgrimiendo su arma y escudo. Su imponente silueta y sus gritos de batalla justos provocan que la mayoría de los sirvientes de los Infiernos Ardientes centren su atención en él y no en ti, sin embargo, al luchar, éste tiene en mente la aniquilación de sus adversarios y no su instinto de supervivencia. Durante el viaje, Kormac recopilará reliquias templarias como cálices, escrituras y fragmentos de armas sagradas que le conceden propósito y poder.

Progresión de armadura

La armadura de novicio de Kormac es pesada y se encuentra marcada por el combate, no obstante, pese a su solidez, será puesta a dura prueba por las depredaciones de los demonios más fuertes.
Con el tiempo, Kormac podrá mejorar su armadura, agregando un casco y botas reforzadas para transitar por entornos peligrosos.
Con los atavíos definitivos de su orden, Kormac se convierte en un gigante de placas de hierro, capaz de resistir los tormentos que aguardan en las garras de los esbirros del Infierno.

Cargando comentarios…

Ocurrió un error al cargar los comentarios.