Los Caballeros de Sangre - Origen.

La taberna del fin del mundo
Saludos, hoy me complace traerles un poco del lore de la organización en la que la mayoria de nuestros Paladines (si son Elfos de Sangre) está metida, los Caballeros de Sangre. Un placer y disfruten de esta primera parte de la historia.

- Historia:

El Príncipe Kael’thas Caminante del Sol se encontraba en los territorios de la Tormenta Abisal, un yermo baldío y olvidado, compuestos por los resquicios de lo que otrora fuesen amplias y hermosas planicies verdes, acompañado por sus fuerzas, aguardando el instante preciso en que los Naaru, una extraña raza de seres luminosos que había arribado al resquebrajado planeta de Terrallende, abandonaran el Castillo de la Tempestad. La gran fortaleza interdimensional había captado la atención del Príncipe y como tal, sus ojos estaban sobre ella y sus satélites contiguos. Poco le interesaban los motivos del por qué los Naaru estaban allí y en cuanto estos abandonaron su colosal maravilla, Kael’thas dio la señal de ataque a sus legiones y con una rápida acción, los Elfos de Sangre asaltaron rápidamente el Castillo de la Tempestad, haciéndose con su mayor estructura y sus satélites, pese a las defensas automatizadas de la fortaleza. Victorioso, el Príncipe Kael’thas se dispuso a reclamar su premio, encontrándose a un solitario Naaru en el interior de los salones de su nuevo palacio y a pesar de la dificultad de su encuentro, logro doblegar y subyugar a la sagrada criatura, para luego enviarla a la Ciudad de Lunargenta junto al Gran Magister Rommath y un sequito de Magisters, con la esperanza de que su pueblo pudiera aprender el como saciar la Sed de Magia y para semejante fin, el Naaru, M’uru, fuese el alimento para ello.

A su llegada a Quel’thalas, el Magister Astalor Bloodsworn no se mostro de acuerdo con el deseo de entregar a M’uru a los Sin’dorei, comenzando así una serie de investigaciones de la criatura, estudiando sus fuerzas y finalmente, hallando la manera de manipular sus energías sagradas para la sorpresa de su persona y la de sus compañeros. Los hallazgos de Astalor permitirían desarrollar un método para transferir la magia sagrada del Naaru a uno de los suyos, cambiando así el destino inicial de M’uru: ya no serviría para saciar la aflicción del pueblo Sin’dorei, sino para permitir que estos pudiesen manipular los poderes de la Luz Sagrada a su voluntad, sin las necesidades o restricciones de la fe.

Los hallazgos de Astalor rápidamente llamarían la atención de una antigua sacerdotisa, quien al sentirse abandonada por aquella fuerza en la que creía, había renunciado a sus votos clericales. Lady Liadrin, de manera voluntaria, se presento ante los taumaturgos dispuesta a probar y manipular las sacras energías que alguna vez llego a emplear en el pasado. Sin embargo, luego de ser imbuida con aquellos poderes sagrados, Lady Liadrin decidiría que dicho poder habría de ser utilizado por solo los más dignos defensores del Alto Reino y bajo su decisión, la Orden de los Caballeros de Sangre surgiría; compuesta en su mayoria por antiguos miembros de la Guardia Real, quienes, como ella, creian firmemente que la Luz había fallado y abandonado a su pueblo en su hora de mayor necesidad. Creyendo así, que el tomar los poderes de M'uru no era más que su legitimo derecho para reclamar justicia por la supuesta negligencia cometida.

Aun con ciertos detractores, quienes se oponían o rechazaban las practicas o los métodos con los cuales los Caballeros de Sangre obtenían sus capacidades, rápidamente el prestigio de la Orden y su utilidad quedo demostrada, permitiéndole ocupar un lugar privilegiado dentro de las fuerzas armadas del reino como su columna vertebral, llegando a dirigir sus fuerzas y ser respetado por su pueblo. No obstante, su gloria se vería opacada tras el agresivo regreso del Príncipe Kael’thas al Alto Reino; asaltando el cuartel de la Orden y robándoles a la misma criatura que había regalado a su pueblo. Severa y aparentemente derrotados, la matriarca de los Caballeros de Sangre, Lady Liadrin, se comprometió con hallar nuevas fuentes de poder para sus hermanos y terminaría viajando a la Ciudad de Shattrath, en el mismo mundo donde todo dio comienzo. Allí, seria recibida por A’dal y le desvelaría la verdad detrás de las circunstancias que permitieron el origen de su hermandad: M’uru había aceptado quedarse atrás, en el Castillo, para así poder caer en manos de los Sin’dorei y sacrificándose a si mismo, se dejaría manipular con tal de impedir que la milenaria raza de elfos se dejara corromper por la vil alianza del Príncipe con los demonios de la Legión Ardiente.
Los Caballeros de Sangre - Origen P.2

Consciente de la verdad, Lady Liadrin renunciaría a sus votos de lealtad a la casa real de los Caminante del Sol y juraría lealtad en nombre de ella y sus Caballeros, hacia A’dal y los Naaru, sumando sus fuerzas de manera inmediata a la Ofensiva del Sol Devastado, con la intención de asaltar la Isla de Quel’danas y evitar que el caído Kael’thas Caminante del Sol, lograra traer a Azeroth a su demoniaco maestro: Kil’jaeden, propiciando una nueva invasión de la Legión y rememorando el pasado de sus ancestros.

La sangre correría en torno al antiguo corazón del pueblo elfico, pero la victoria quedaría al alcance de la Ofensiva del Sol Devastado y ante la mirada atónita de varios Sin’dorei, Velen, el Profeta de los Draenei, fundiría el corazón sagrado de M’uru en las corruptas aguas de la reconstruida Fuente del Sol, limpiándolas y creando una fuente de sacro poder arcano. La fe se renovaría en la matriarca de la Orden y como tal, sus Caballeros no solo continuarían sirviendo al Alto Reino, defendiéndolo y acabando con sus enemigos. Sino que también se encargarían de llevar a su gente a un mañana aun más glorioso, así como también custodiarían de manera personal la Fuente; su ahora nueva fuente de poder, otorgada por aquel mismo ser que había vivido en cautiverio y dejado torturar por sus captores, con la esperanza de salvarlos de un fatídico destino.

Actualmente la orden de los caballeros de sangre actúa como la columna vertebral del ejército del sol, siendo sus tropas de elite y entrenando a sus integrantes para convertirse en futuros lideres militares. Algunos miembros de este misma organización, como su matriarca, Lady Liadrin están retomando las costumbres paladinescas que poseían en antaño (Cabe destacar que muchos miembros de la orden en un pasado fueron fervientes creyentes de la luz sagrada, como sacerdotes o paladines.) mientras que otros la siguen considerando como un simple instrumento el cual les permite tener ventaja en el campo de batalla, pero sin ser mas que eso.
Introducción a la Orden de los Caballeros de Sangre:

Los distintos miembros de la Orden de los Caballeros de Sangre suelen estar sumamente atentos al desempeño de sus hombres con la intención de introducirlos en la Orden y sus caminos, buscando nada más que a la élite. Es por ello que no es de extrañar que algunos soldados, de pronto, comiencen a recibir instrucción directa por parte de un Maestro de la Orden y por la misma razón, se destaca el sentido evolutivo del Caballero de Sangre, quien comienza desempeñando un papel dentro de las filas del ejército o es puesto a prueba por algún maestro o alto rango dentro de la orden para ver si realmente sus habilidades son lo suficientes y están a la altura de comenzar a ser entrenado para formar parte de la elite de las tropas Sin'dorei.
Jerarquías y Rangos dentro de la Orden:

- Iniciado:

Rango inicial dentro de la Orden, donde el aspirante es sometido a prueba e instruido en el credo de la Orden, y preparándolo para el manejo de las energías sagradas de la Luz, culminando con la ceremonia donde el Sin’dorei es imbuido con la magia sagrada de la Fuente del Sol, accediendo de dicha manera al rango siguiente: Adepto.

- Adepto:

Rango secundario dentro de la Orden de los Caballeros de Sangre; el Adepto comienza a comprender el manejo y uso de sus nuevos poderes, así como a acceder a ciertos símbolos o pertenencias de la Orden, tales como los Caballos de Guerra Thalassianos e incluso, si el alto mando así lo cree necesario, puede acceder a un cargo de suboficial dentro del ejército. No obstante, su instrucción en lo que al manejo de los poderes de la Luz se refiere, continúa y termina solamente cuando pronuncia y asume su juramento para con el Alto Reino siendo nombrado caballero.

- Caballero:

Rango intermedio dentro de los Caballeros de Sangre. El Sin’dorei ya no precisa de una mayor instrucción, encontrándose preparado para ocupar sus poderes y desenvolverse en sus labores hacia su pueblo y patria, sirviendo a ella con devoción y accediendo a cargos de oficial o suboficial dentro de las fuerzas armadas de Quel’thalas.

- Maestro:

Rango máximo dentro de la Orden, donde el Caballero de Sangre no solo posee un alto nivel de comprensión de sus capacidades y poder, sino que además se halla capaz de poder instruir a nuevos Iniciados y Adeptos. El cargo puede encontrarse acompañado del o de los titulos de Lord Caballero de Sangre o Campeón de la Orden de los Caballeros de Sangre, así como también ocupa una posición de oficial dentro del ejército.

- Segundo al mando:

Rango superior que se haya por debajo de la Matriarca, actuando como mano derecha de la misma y segundo al mando en ausencia de la misma, asumiendo sus labores. Actualmente este cargo es desempeñado por Lord Solanar Sangrecolerica

- Matriarca:

Rango máximo perteneciente al o la líder de la Orden de los Caballeros de Sangre, quien atiende únicamente a las órdenes del Señor Regente. Actualmente este cargo es desempeñado por Lady Liadrin.

Fuentes: Wikipedia, internet y yo.
Que bonito que pones todo esto :') justo pensaba que mi Aellyr (que por cierto es Campeón y Maestra) no se ha topado in-rol con ningún caballero de sangre. Sería divertido de repente toparnos por ahí y rolear algo acorde. Te veo por ahí, guildie.
Me olvide de nombrar que también existen los titulos honorarios a aquellos en la orden con muchos meritos y años de servicio, tales como lo son "Campeón" y Lord Caballero, que vendria a ser "Lord" como titulo y le corresponderia al rango "Caballero"

Gracias Itreñöre, pero no es nada xD. En tal caso creo que a Dharemyr le gustaria conocer a Aellyr y escuchar sobre sus proezas en combate, así podria contagiarse de su paciencia y experiencia, supongo que algún día se encontrarán. ¡Por Quel'Thalas y por la Luz del Pozo!
Me encanta, mas que nada porque tenia pensado rolear una elfa de sangre que fuese caballero de sangre. (esta misma, de hecho.)
Me acabas de ahorrar el infierno que supone buscar información de lore de TBC. XD
20/11/2017 05:06 PMCita por Alveria
Me encanta, mas que nada porque tenia pensado rolear una elfa de sangre que fuese caballero de sangre. (esta misma, de hecho.)
Me acabas de ahorrar el infierno que supone buscar información de lore de TBC. XD


Un placer servirle, Lady Alveria y que la Luz la acompañe en sus aventuras.

(Cualquier duda, si es que te quedo alguna, no dudes en comunicarme a través de este mismo post o bien dentro del juego, con el nombre de mi pj. Aprovecho a dejar mi battletag para el que lo quiera. XxDarkXx23#1259. ¡Hasta la próxima!)

Únete a la conversación

Regresar al foro