¿El juego te ha cambiado?

Foro general
Vi este tema en Europa y me agradó mucho.

Este juego requiere mucho tiempo invertido desde que empiezas, por lo que se vuelve una parte de nuestras vidas involuntariamente.

¿El juego ha cambiado algo en sus vidas? Para bien o para mal, compartan sus experiencias. :)
Personalmente me hizo interesarme mucho en la literatura de ficción, principalmente la fantasía medieval. Luego de leer varias novelas del wow me dieron ganas de explorar otros universos fantásticos que no se rijan por las mismas reglas.

Actualmente estoy leyendo la saga de Canción de hielo y fuego y hace poco terminé de leer el Hobbit y el Silmarillion.
Pues en mi caso a sido el mejor cable a tierra que tengo después del laburo o de estudiar, jugar aunque sea una bg para descargarme.

También conocer gente de otros lares esta bueno.
Todo empezó en el 2010, cuando la pareja con la que estaba en ese momento me dijo que probara un juego en línea que se llama World of warcraft, al principio, no le encontraba gusto alguno, pero a mi novio le gustaba tanto que decidí darle una oportunidad.

En este juego empecé a conocer personas de todas partes: Argentina, Mexico, Estados Unidos, El Salvador, Venezuela… Esto me pareció muy interesante. Este juego se convirtió en mi puerta de escape, allí era un personaje, tenía amigos y era importante para alguien.

En la vida real, a pesar de tener a mi novio y mi familia, era una persona muy tímida y no conseguía relacionarme bien. Quería experimentar cosas nuevas, y este juego me abrió la posibilidad, pero también desencadenó un infierno que al final terminaría en un cuento de hadas.

Resultó que un día conocí en esta plataforma a un venezolano con quien tuve muy buena empatía; el chico era realmente guapo, por lo que veía en las fotos. Para ese momento, la relación con mi novio no estaba funcionando, decidí dejarlo y vi en esta otra persona la posibilidad de cerrar un ciclo que sólo me estaba aportando malos ratos.

Empecé una relación virtual con el venezolano. Cuando mi exnovio se enteró (ya que ambos estábamos en la alianza) se puso muy mal, me trató de la peor manera, y, no contento con eso, empezó a decir una cantidad de mentiras a mis amigos de la universidad. De un momento a otro, pasé de tenerlo todo a no tener nada.

No soportaba pasar tiempo en la universidad: los que eran mis amigos me dieron la espalda, caí en depresión y el venezolano, para bien o para mal, siempre estuvo ahí apoyándome.

Habiendo pasado por todo esto, el venezolano decidió venir a Colombia a verme. La relación iba muy bien, el chico era encantador, pero había algo que me decía que él no estaba siendo honesto conmigo.

Duramos un año de relación, él viniendo a Colombia, cuando me enteré por el mismo internet que nos había dado la posibilidad de conocernos, que él tenía novia en Venezuela desde hacía cuatro años.

El darme cuenta de esto me llenó de confianza en mí: no iba a ser la segunda opción de nadie y, en lugar de dolerme, como se espera que suceda, me dio fue la fuerza de terminar con todo y de raíz. Ya no quería saber nada de chicos y amores, lo único que quería era sacar mi carrera adelante y jugar WoW, al menos allí nadie me traicionaba y, en cambio, sí reía y pasaba momentos agradables con todas esas personas y sus historias.

Pero la historia no termina aquí. Un día, en el chat de la alianza del juego habla un chico, cuyo seudónimo era Panchin, diciendo que iba a dejarlo por problemas personales, que estaba muy mal. Nunca antes lo había visto en el juego, no había hablado con él, así que es lógico que no me interesase por qué se iba. Pero no, fue todo lo contrario, una fuerza sobrenatural se apoderó de mí y le escribí diciéndole que esperaba que estuviese bien, que podía contar conmigo si llegaba a necesitar alguien para hablar. Esa simple acción lo cambiaría todo.

Empezamos a hablar fuera del juego al principio por Touch, una plataforma parecida a Whatsapp. Yo la verdad no quería nada con él, dada mi experiencia anterior, así que había momentos en los que dejábamos de hablar porque yo me desaparecía. Pasaban los meses, y volvía a aparecer. Pero por más que me desaparecía, él seguía escribiéndome, quizás con la esperanza de que yo le respondiera en algún momento. Yo era malo, lo reconozco, dejaba en "visto" sus mensajes y no le decía ni un "hola".

Sin embargo, todo cambió. Le descubrieron cáncer a mi abuelo, eso me puso realmente mal y acudí a la persona con la que sólo me apetecía hablar, Panchin (después de todo, él siempre supo cómo hacerme reír). Así que ahí estaba yo de nuevo, apareciendo entre los muertos. Y él, con su nobleza característica, estaba ahí, atento para leerme y brindarme su apoyo a pesar de los kilómetros que nos separaban.

Empecé a verlo con otros ojos. Su interés en mí, su tenacidad de no darse por vencido conmigo, a pesar de los casi siete meses en los que no hablábamos. Todo esto hizo que empezara a quererlo, como se estima un amigo o a un conocido.

Era tanto su apoyo, su compañía, que no me volví a desaparecer. De un momento a otro, no quería dejar de saber de él, lo quería, lo necesitaba, necesitaba sus videos cantándome o sus mensajes de buenos días, sus fotos con caras chistosas y mensajes de amor. Me empezó a atraer de otra forma. No era sólo un amigo. Era más que eso.

Es así que empecé una nueva etapa, no sólo en el amor, sino en mi carrera, ya que tenía que hacer mi pasantía. Esta fue la oportunidad perfecta para buscarla fuera de Colombia e ir directamente a Argentina, de donde es él. Luego de estar año y medio hablándonos, sin habernos visto en persona la primera vez, el 15 de noviembre de 2014 viajé a Argentina, y lo conocí.

Fue increíble. La mejor experiencia de mi vida: poder verlo, tocarlo, abrazarlo, como si nos conociéramos de toda la vida, como si siempre hubiéramos estado destinados para estar juntos. Fue inevitable: me enamoré perdidamente, como nunca antes.

Conociendo a su familia y amigos resultó que tenemos bastantes coincidencias. Para el momento en el que nos conocimos en el juego, una tía de él había de cáncer, como mi abuelo, y ella era de Colombia. Sus tías dicen que quizás ella me mando a la vida de su sobrino para cuidarlo y quiero creer que es así. Los abuelos de Panchin vivieron en Colombia siendo muy jóvenes y tuvieron dos hijas aquí: ellos aman mi país y yo los amo a ellos. Y así hay 10.000 cosas más en las que coincidimos.

Ya vamos para cuatro años de relación, yo fui a conocerlo a él y su familia, y él vino en agosto de este año a conocer a la mía.
La verdad no, el juego en sí mismo no me ha hecho cambiar nada. Lo que sí es que empecé a confiar un poco más en la gente del mismo gradualmente (osea solía ser una persona bastante misteriosa para la gente, y ahora me abrí un poco más hablando de mi vida privada, revelándoles mi identidad y cosas así a mis amigos o guildies con los que hablo bastante seguido, pese que ya casi no me conecto al wow tantas horas como antes dado que la vida real me resulta mucho más cool últimamente).
30/03/2018 10:42 PMCita por Popori
Todo empezó en el 2010, cuando la pareja con la que estaba en ese momento me dijo que probara un juego en línea que se llama World of warcraft, al principio, no le encontraba gusto alguno, pero a mi novio le gustaba tanto que decidí darle una oportunidad.

En este juego empecé a conocer personas de todas partes: Argentina, Mexico, Estados Unidos, El Salvador, Venezuela… Esto me pareció muy interesante. Este juego se convirtió en mi puerta de escape, allí era un personaje, tenía amigos y era importante para alguien.

En la vida real, a pesar de tener a mi novio y mi familia, era una persona muy tímida y no conseguía relacionarme bien. Quería experimentar cosas nuevas, y este juego me abrió la posibilidad, pero también desencadenó un infierno que al final terminaría en un cuento de hadas.

Resultó que un día conocí en esta plataforma a un venezolano con quien tuve muy buena empatía; el chico era realmente guapo, por lo que veía en las fotos. Para ese momento, la relación con mi novio no estaba funcionando, decidí dejarlo y vi en esta otra persona la posibilidad de cerrar un ciclo que sólo me estaba aportando malos ratos.

Empecé una relación virtual con el venezolano. Cuando mi exnovio se enteró (ya que ambos estábamos en la alianza) se puso muy mal, me trató de la peor manera, y, no contento con eso, empezó a decir una cantidad de mentiras a mis amigos de la universidad. De un momento a otro, pasé de tenerlo todo a no tener nada.

No soportaba pasar tiempo en la universidad: los que eran mis amigos me dieron la espalda, caí en depresión y el venezolano, para bien o para mal, siempre estuvo ahí apoyándome.

Habiendo pasado por todo esto, el venezolano decidió venir a Colombia a verme. La relación iba muy bien, el chico era encantador, pero había algo que me decía que él no estaba siendo honesto conmigo.

Duramos un año de relación, él viniendo a Colombia, cuando me enteré por el mismo internet que nos había dado la posibilidad de conocernos, que él tenía novia en Venezuela desde hacía cuatro años.

El darme cuenta de esto me llenó de confianza en mí: no iba a ser la segunda opción de nadie y, en lugar de dolerme, como se espera que suceda, me dio fue la fuerza de terminar con todo y de raíz. Ya no quería saber nada de chicos y amores, lo único que quería era sacar mi carrera adelante y jugar WoW, al menos allí nadie me traicionaba y, en cambio, sí reía y pasaba momentos agradables con todas esas personas y sus historias.

Pero la historia no termina aquí. Un día, en el chat de la alianza del juego habla un chico, cuyo seudónimo era Panchin, diciendo que iba a dejarlo por problemas personales, que estaba muy mal. Nunca antes lo había visto en el juego, no había hablado con él, así que es lógico que no me interesase por qué se iba. Pero no, fue todo lo contrario, una fuerza sobrenatural se apoderó de mí y le escribí diciéndole que esperaba que estuviese bien, que podía contar conmigo si llegaba a necesitar alguien para hablar. Esa simple acción lo cambiaría todo.

Empezamos a hablar fuera del juego al principio por Touch, una plataforma parecida a Whatsapp. Yo la verdad no quería nada con él, dada mi experiencia anterior, así que había momentos en los que dejábamos de hablar porque yo me desaparecía. Pasaban los meses, y volvía a aparecer. Pero por más que me desaparecía, él seguía escribiéndome, quizás con la esperanza de que yo le respondiera en algún momento. Yo era malo, lo reconozco, dejaba en "visto" sus mensajes y no le decía ni un "hola".

Sin embargo, todo cambió. Le descubrieron cáncer a mi abuelo, eso me puso realmente mal y acudí a la persona con la que sólo me apetecía hablar, Panchin (después de todo, él siempre supo cómo hacerme reír). Así que ahí estaba yo de nuevo, apareciendo entre los muertos. Y él, con su nobleza característica, estaba ahí, atento para leerme y brindarme su apoyo a pesar de los kilómetros que nos separaban.

Empecé a verlo con otros ojos. Su interés en mí, su tenacidad de no darse por vencido conmigo, a pesar de los casi siete meses en los que no hablábamos. Todo esto hizo que empezara a quererlo, como se estima un amigo o a un conocido.

Era tanto su apoyo, su compañía, que no me volví a desaparecer. De un momento a otro, no quería dejar de saber de él, lo quería, lo necesitaba, necesitaba sus videos cantándome o sus mensajes de buenos días, sus fotos con caras chistosas y mensajes de amor. Me empezó a atraer de otra forma. No era sólo un amigo. Era más que eso.

Es así que empecé una nueva etapa, no sólo en el amor, sino en mi carrera, ya que tenía que hacer mi pasantía. Esta fue la oportunidad perfecta para buscarla fuera de Colombia e ir directamente a Argentina, de donde es él. Luego de estar año y medio hablándonos, sin habernos visto en persona la primera vez, el 15 de noviembre de 2014 viajé a Argentina, y lo conocí.

Fue increíble. La mejor experiencia de mi vida: poder verlo, tocarlo, abrazarlo, como si nos conociéramos de toda la vida, como si siempre hubiéramos estado destinados para estar juntos. Fue inevitable: me enamoré perdidamente, como nunca antes.

Conociendo a su familia y amigos resultó que tenemos bastantes coincidencias. Para el momento en el que nos conocimos en el juego, una tía de él había de cáncer, como mi abuelo, y ella era de Colombia. Sus tías dicen que quizás ella me mando a la vida de su sobrino para cuidarlo y quiero creer que es así. Los abuelos de Panchin vivieron en Colombia siendo muy jóvenes y tuvieron dos hijas aquí: ellos aman mi país y yo los amo a ellos. Y así hay 10.000 cosas más en las que coincidimos.

Ya vamos para cuatro años de relación, yo fui a conocerlo a él y su familia, y él vino en agosto de este año a conocer a la mía.


Que linda historia, yo como naturalmente soy un antisocial por excelencia me sorprende mucho este tipo de historias. El juego me ha cambiado en dos vertientes la primera es que efectivamente es el número uno en su género, antes solía creer que es un monstruo del marketing y nada que ver a otros. Pero gradualmente descubrí que efectivamente es el número uno y también de que nos es tan repetitivo como otros, además del que el grindeo no es para nada tedioso. Y la segunda variante es más personal pero la puedo decir me ayuda como anti estrés natural de mi cotidianidad en la vida real. Además de que me a ayudado a no ser tan antisocial cordiales saludos.
En lo personal me ha hecho madurar un poco y ver un faceta un tanto oscura de las personas,he aprendido a manejarla he insensibilizarme un poco de las barrasadas que hacen un dicen algunos(no es que sea inmune a la gente cretina pero he aprendido a "tratar" con esta)

Eso me han convertido en una persona un poco mas tolerante con algunos comportamientos que consideraba malos en esa época.

También despertó en mi un interés en ciertas cosas que para muchos eran cultura popular pero en mi caso las desconocía(hagamos cuenta que estuve bajo un piedra por 20 años) así que mi nivel de cultura general ha subido mucho.

también he hecho los mejores amigos que he tenido a pesar de jamas haberlos visto en persona,nunca se me dio bien socializar.

Por otro lado esta lo malo:

Gracias a esto me he vuelto bastante pesimista y un poco nihilista(no es que solo allá sido el WOW o blizz pero contribuyeron bastante) y es que yo antes solía tener mas fe en la gente y me hacia ilusión con muchas cosas hasta llegue a pensar ingenuamente que blizz era lo que su visión de empresa decía y que no nos miraban como clientes de 2° a los de latino américa fue un error de mi parte.

Ahora aprendí no esperes nada de nadie y la decepción sera menor por que si siempre encontraran la forma de caer mas bajo,aun la gente magnifica se vuelve mediocre y condescendiente con el tiempo.

También he desarrollado cierta forma malsana de motivación y es que si alguien odia mis entrañas me esfuerzo mas por fastidiar a esa persona con mi sola presencia y éxito,a veces mi mera existencia es ofensiva para algunos y me complace que su estomago desarrolle ulceras por mi causa,es en parte lo que me mantiene vivo.
Interesante tema, pero no.

Creo que en realidad las situaciones IRL me han hecho cambiar mucho mi acercamiento al juego y la forma en la que lo disfruto así que sería lo opuesto al tema.
El juego no me ha hecho cambiar, pero me ayuda a distraerme un rato, me ayuda a desestrezarme del trabajo y los estudios.
El momento del día que juego wow me sumerjo en mi pj y me olvido de todo lo demás.
Por eso me gusta el mundo de wow, para mi es como pasar un ratito en otro vida.
pos sí me cambió, empecé con el cabello Azul y leugo rojo :V
Opino como varios que escribieron mas arriba, la verdad que el juego es un cable a tierra, y es increíble cuando ingreso a este mundo es como si entrara a otra dimensión y los problemas de la vida Real desaparecen haciendo que me sirva como terapia de relajación, es muy bueno lo que creo Blizzard jajaja.

El problema que como todo lo bueno en la vida, tiene que tener un equilibrio, y WoW produce mucho vicio y si no me se controlar puedo estar 4 horas seguidas (o más) jugando sin darme cuenta con lo cual me mido bastante lo que hago acá adentro, porque si no termino como el de acá abajo:

https://www.youtube.com/watch?v=nRWrSrxEn0w
¡Yo era un infeliz! Vivía amargado, vivía sufriendo, no duraba en ningún empleo, tenía seborrea. Mi pobre mujer vivía quejándose, mis hijos me reclamaban más atención... Hasta que un día, un amigo, me prestó su cuenta de WOW...

... y desde ese día mi vida cambió. Dejé de sufrir, dejé de amargarme. Dejé de trabajar, dejé a mi mujer, dejé a mis hijos...
31/03/2018 02:35 PMCita por Andural

... y desde ese día mi vida cambió. Dejé de sufrir, dejé de amargarme. Dejé de trabajar, dejé a mi mujer, dejé a mis hijos...


jajajaja me hiciste el dia!
Para nada, ahora si me disculpas, ire con mi grupo de amigos a limpiar un trash en walmart y lootear lo que este dentro de la instancia
El wow y cierta persona fueron un acicate para comenzar a escribir.
si yo antes me la pasaba en la cama con muchas chicas ahora solo son chicos...cada que me miro al espejo me quiero morir
08/04/2018 11:17 PMCita por Noopii
si yo antes me la pasaba en la cama con muchas chicas ahora solo son chicos...cada que me miro al espejo me quiero morir


http://www.muchachoguapeton.com/2015/02/y-esas-hermosas-mujeres-solian-ser.html#.WsrvSVq22hA
Cuando comencé a jugar era un noob rolero y algo amable, de esos que hacen las quest lentamente y disfrutan infiltrarse en territorios de la alianza para matarles sus vacas y liberarlas de su miseria <3 más que para ganar algo.

Luego vino la depresión por culpa de una mujer malvada y me volví de esos jugadores elite y tóxicos que además juegan en inglés, de hecho estuve en una guild top de Ragnaros en Wotlk, en un día trabajaba 8 horas, luego jugaba 12 horas, y dormía el resto (dormía muy poco), la mejor forma de evitar la vida real. Pero luego me di cuenta de que mi vida era un desastre y dejé de jugar WOW y entré a estudiar.

Ahora soy un adulto responsable que con suerte juega 2 horas al día, y de forma casual, disfruto de hacer quest, farmear xmogs, y ayudar a los noobs que veo en problemas cuando sobrevuelo el mundo antiguo o están haciendo quest complicadas.
Mi trasero esta mas grande y aplanado. -verdadero -
Como paso bastante tiempo sola y me gusta escribir, sin darme cuenta a veces me hago unas películas mentales paralelas al juego q me divierten muchísimo y también observo los detalles de los lugares y los traslado a decoraciones de ambientes, por lo q mi trabajo artesanal es mas amplio.
11/04/2018 10:28 PMCita por Lustitia
Mi trasero esta mas grande y aplanado. -verdadero -
Como paso bastante tiempo sola y me gusta escribir, sin darme cuenta a veces me hago unas películas mentales paralelas al juego q me divierten muchísimo y también observo los detalles de los lugares y los traslado a decoraciones de ambientes, por lo q mi trabajo artesanal es mas amplio.


Interesante lo del rasero 7u7

En cuanto a lo otro también me pasa, al final me hago tantas historias que no terminan nunca de llegar al papel hahahah

Únete a la conversación

Regresar al foro