Algunos ajustes del juego no son compatibles con tu tarjeta gráfica o tu monitor, lo que puede ocasionar cierres o problemas con el rendimiento del juego. Restablece la configuración del juego en la aplicación de escritorio Blizzard Battle.net.

  1. Abre Aplicación Blizzard Battle.net.
  2. Haz clic en y elige Configuración del juego.
  3. Busca el juego con el que tienes problemas y haz clic en Restablecer opciones del juego.
  4. Haz clic en Restablecer.
  5. Haz clic en Listo y vuelve a iniciar el juego.